Por los mismos motivos que el 'Xeneize' no podría jugar el Mundial de Clubes por arreglos comerciales, ahora aceptaría jugar la final de la Copa Libertadores en Doha, Qatar. 

Desde las primeras horas de este miércoles, a Boca se le presentó una oportunidad que no puede dejar pasar. ¿Qué tiene de especial tal territorio? No son los 13.306 kilómetros de distancia que lo separan de la violencia que generan los barrabravas en Argentina. Sino los lazos comerciales, económicos y de imagen que lo unen con el estado soberano árabe.

Como ya se sabe, la dirigencia de Boca firmó hace unos meses un contrato por cinco años con Qatar Airways, la empresa de transporte aéreo de dicho país. Esta unión representa un guiño ineludible que otras sedes como Paraguay, Colombia o Estados Unidos no le podían ofrecer al club de la Ribera.

El escenario sería el Khalifa Stadium, para 50.000 personas.

La enorme inversión que deja satisfechos a unos y otros

Hay que decir que otro punto que deja conforme tanto a Boca como a River y juega a favor de Qatar para ser sede de la final de la Libertadores son sus millonarios premios.

Los jeques apuestan fuerte al fútbol y a cuatro años de su Mundial tienen decidido quedarse con el partido más importante de la historia de Sudamérica a fuerza de... dinero. En total, repartirá 12 millones de dólares para Boca y River. Eso incluye gastos de viajes y estadía.

El reparto será el siguiente 

El 'Xeneize' se quedará con dos 'palos' por daños y perjuicios. Mientras que el 'Millonario' con otros dos y monedas por la recaudación récord que perdió y los dos operativos de seguridad que tuvo que pagar. 

De los casi ocho millones que restan, el 70% se lo llevará el ganador del partido -casi 5- y el 30% restante el perdedor -casi 3 más-. 

Y no termina ahí. A eso hay que sumarle los premios ya pactados por la Conmebol: USD 6.000.000 para el campeón y USD 3.000.000 para el subcampeón.

Es decir, por aceptar la exótica sede, viajar y jugar en Qatar los dos clubes recaudarán una fortuna inesperada que va de los casi 8 a los casi 13 millones de dólares en total. 

Los que pierden, sin dudas, serán los hinchas, sobre todo los de River, que eran quienes tenían la posibilidad de estar en la revancha. Viajar a Qatar, entre pasajes y estaría, costaría casi 100 mil pesos.