Científicos del Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol y el Instituto Físico Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia, advirtieron sobre la llegada de una tormenta geomagnética de magnitud G1 que alcanzaría la Tierra la semana próxima.

Además de la tormenta, que esperan concretamente para el 20 de agosto, los investigadores alertaron sobre una serie de perturbaciones en el campo magnético del planeta entre el 17 y el 21 del presente mes.

Como consecuencia, podrían registrarse fallas en los sistemas de energía, problemas en los satélites espaciales y auroras boreales en altitudes de más de 60 grados.

Este tipo de tormentas también influyen en los humanos, con posibles dolores de cabeza, nerviosismo, irritabilidad, agotamiento o ansiedad, aunque no generarían mayores riesgos siendo de baja intensidad (la mayor es la G5).

 

Video relacionado:

Tormenta Solar podria ser el fin de la tierra, Documental En Español