Sucedió en la ciudad estadounidense de Dallas, donde varias personas debieron saltar desde el tercer piso de un edificio que se estaba prendiendo fuego para poder salvar sus vidas.

Todo comenzó a las siete de la mañana, momento en que el fuego comenzó a expandirse por varias viviendas obligando a 40 personas a evacuar el lugar.

Una de las situaciones más dramáticas fue cuando una madre debió arrojar a su bebé desde gran altura, mientras un grupo de personas sostenía un colchón desde abajo.

Afortunadamente, entre los bomberos y los vecinos lograron que ninguna persona perdiera la vida. En total hubo seis heridos, incluido un bombero.

 

 

 

Impactante incendio y derrumbe de edificio en San Pablo, Brasil

VIDEO RELACIONADO