El magnate cuenta con una de las plantaciones más grandes de Tailandia, que se convirtió en un próspero negocio familiar. Pero, podría caer en manos del mejor postor. 

Arnon Rodthong tiene varios hijos, pero estaría dispuesto a entregar su fortuna más la suma de 310 mil dólares a un hombre que se case con su hija de 26 años. 

El elegido para desposarla, quedarse con el dinero y gestionar el millonario negocio familiar deberá contar con una condición intachable: un hombre diligente, trabajador y "con una licenciatura, maestría" o -pidió el magnate- "un filósofo". 

 

 

Increíblemente este hombre sería capaz de manejar el futuro de su hija por una persona que "haga durar" el negocio que él comenzó. 

Pero lo más llamativo es que su hija parecería estar de acuerdo con la decisión, de la que se enteró a través de las redes sociales: "Si tengo que casarme con alguien, solo quiero que sea una persona diligente y buena que ame a su familia".