Las medidas de emergencia sanitaria y la cuarentena de los habitantes de Venecia, en Italia a causa del brote de coronavirus, provocaron un increíble fenómeno en los canales de la ciudad que sorprende al mundo. Y es que, con la drástica reducción de gente y botes circulando, el agua de los canales, que comúnmente tiene un color marrón, comenzó a limpiarse y a adquirir un tono más cristalino que hasta incluso posibilita ver a una gran cantidad de peces.

 

Muchos usuarios se encargaron mostrar el resultado al compartir imágenes en las redes sociales. "La naturaleza recupera su vida ¡Qué hermoso!"; "Maravilloso, incluso hay peces que antes no podíamos ver", fueron algunos de los comentarios que acompañaron las publicaciones.

 

 

Italia ya superó los 31.500 casos de contagio y más de 2.000 muertes.