El exmilitar Kirill Tereshin, conocido como "Popeye ruso", que saltó a la fama por inyectarse aceite en sus brazos y piernas, hizo su debut en MMA -Artes Marciales Mixtas- y solo duró tres minutos en el octágono ante su rival Oleg Mongol.

 

 

La pelea, que se llevó a cabo en un gimnasio ubicado en Abakan, Rusia, comenzó a favor de Kirill, quien pudo conectar varios golpes en el rostro de su contrincante. Sin embargo, Oleg logró recomponerse y derribar a Popeye con una toma que lo dejó completamente inmovilizado.

 

 

En Agosto, el exmilitar debió someterse a una cirugía para tratar las venas varicosas en su brazos, como resultado de la gran cantidad de inyecciones de Synthol, una combinación de aceite de oliva, lidocaína y alcohol bencílico, en sus bíceps para que estos alcancen los 60 centímetros de ancho.