Se trata de Rubén Carbonell, un joven español de 29 años que perdió la vida grabando un video para las redes donde se desempeñaba como Youtuber. 

El muchacho decidió hacer una difícil prueba en la ciudad de Alicante: subió arriba de los silos de una vieja fábrica de cemento para realizar un salto base. 

La altura del salto sería de 45 metros, por lo tanto, debía abrir su paracaídas rápidamente mientras se lanzaba desde una de las chimeneas. 

 

puenting alcoy

 

Pero el paracaídas no se abrió y perdió la vida. Según trascendió, él y un amigo se escabulleron al edificio de manera ilegal para grabar la hazaña que finalmente terminó muy mal. 

Aunque su amigo llamó a los servicios de emergencia, era muy tarde. El joven falleció en el lugar. 

Carbonell solía practicar deportes de riesgo y ha subido videos lanzándose con paracaídas o desde puentes.