Carlos Alberto Noriega es un sanjuanino que vive en Mendoza, tiene 66 años y el domingo pasado decidió salir a marchar contra el gobierno y su imagen se hizo famosa porque en su remera tenía la fecha del último golpe cívico militar y una frase que rezaba "día de gloria", lo que causó una gran indignación incluso entre algunos de los manifestantes.

En el medio local Mendoza on line entrevistaron a Noriega quien contó que además de esa nefasta remera tiene otra contra las Madres de Plaza de Mayo.

El hombre no se muestra para nada arrepentido de haber ido a la marcha con su provocativa remera aunque supuso que podía tener consecuencias. y aunque ahora aclara, por las dudas, que un gobierno de facto no tendría capacidad de volver en este momento.

Durante la entrevista Noriega se autoincriminó en crímenes de lesa humanidad y sus declaraciones generaron que se reabra una investigación sobre lo que fue conocido como Operativo Independencia II. Noriega contó con detalles que a mediados de los 70, mientras hacía la colimba en Tucumán estuvo 140 días "en combate" en los que tenían que "buscar y encontrar gente". Y confiesa, con un dejo de orgullo, que participó de la búsqueda y detención de Federico Guillermo Soria Nacif, un dirigente montonero que aún continúa desaparecido.

Como no podía ser de otra manera cuando le preguntaron con qué sector político se identificaba contestó que cree que José Luis Espert debería ser presidente y Javier Milei, ministro de Economía reconociéndose como un libertario.. 

Noriega también es un anticuarentena que considera que el aislamiento fue un fracaso y que habría que haber mantenido abierta la economía.

 

Durante la entrevista con el medio mendocino este defensor a ultranza de la dictadura no nombra a los Kirchner, se refiere a ellos como "esa tonta" y "el tuerto". "Lo que toda esta gente viene haciendo -cierra- ya lo dijeron Gramsci y Lenin, dos de sus teóricos. Si no me creés, googlealo".