Una persecución policial por el robo de un automóvil en Mataderos terminó con una ráfaga de más de cuarenta disparos a metros de la Facultad de Medicina.

El delincuente intentó escapar abriendo fuego contra los efectivos policiales, pero fue detenido.

 

El delincuente robó un auto de alta gama, un Audi A5 con vidrios polarizados, en Mataderos, y escapó. Sin embargo, todo indica que saltó la alarma de rastreo del vehículo y un móvil de la brigada de investigaciones lo encontró en Lavalle y Azcuénaga.

 

 

La persecución y el tiroteo ocurrió en una zona muy transitada, y con la Facultad de Ciencias Económicas y la de Medicina plagada de jóvenes estudiantes.

El detenido, con heridas de bala pero no de gravedad, fue trasladado al hospital Ramos Mejía, en San Cristóbal.