La imagen es compartida en las redes sociales y habla por sí sola: la crisis es tan dura, que mucha gente hace lo que sea por sobrevivir. 

Por ejemplo esta mujer, quien tuvo que salir a repartir en una conocida marca de delivery, pero con su pequeña hija en brazos. 

No es una imagen que se vea todos los días, ya que uno piensa en el peligro que puede significar andar con la pequeña por la calle repartiendo pedidos. 

Pero muchos argentinos no saben cómo sortear la crisis y hacen lo que sea por trabajar, en un momento donde el macrismo deja poco más del 35% de pobres. 

 

✌TeresitaSilva✌ on Twitter

El caso del anciano repartidor

Esta imagen se asemeja mucho a otra que también se viralizó hace poco y que también habla de la profunda crisis en la que se encuentra la Argentina. 

En este caso, se trataba de una persona muy mayor, también trabajando como delivery; algo que llamaba la atención de todos. 

 

Juan Jose Ianni on Twitter