La política represiva y violenta de las fuerzas policiales del macrismo despierta preocupación en Europa, más precisamente, en Ginebra -Suiza- desde donde el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño (CRC) manifestó su alarma “por la situación de la violencia policial contra niñas, niños y adolescentes” en Argentina.

Presentaciones de distintas organizaciones sociales hicieron que Naciones Unidas estudiaran el caso de Facundo Ferreira, el chico de 12 años al que la policía de Tucumán asesinó de un balazo en la nuca, en el cual reclamó una “investigación rápida, efectiva e imparcial”.

Los integrantes del Comité “encuadraron el hecho como un caso de gatillo fácil” y “consultaron además si la Doctrina Chocobar es la forma de relacionarse de nuestro país con los niños y las niñas”, según reveló al diario Página 12, la abogada de la familia Ferreira, Florencia Vallino.

La letrada reprodujo el reclamo del CRC sobre la necesidad de “avanzar en la citación a declarar como imputados de los policías responsables (Nicolás González Montes de Oca y Mauro Gabriel Díaz Cáceres), ya que si bien existen pruebas pendientes de producción ninguna de ellas cambiaría la responsabilidad penal de los agentes”.

 

Archivo de casos de CORREPI contabilizó 725 asesinatos en manos policiales en 721 días de gobierno