"Quiero sentirme como la primera dama que sé que soy por dentro", asegura Claudia Sierra, una mexicana de 42 años que ya gastó 50 mil dólares para transformarse y parecerse cada vez más a Melania Knavs, más conocida por su apellido de casada: Trump.

Hasta el momento, Sierra se sometió a una rinoplastia, injertos de grasa en sienes y mejillas para lograr los ángulos del rostro de Melania, implantes mamarios y una liposucción en los muslos y en la espalda. 

 

Además se realizó una blefarosplastia, esto es un levantamiento de párpados, una abdominoplastia y un levantamiento de glúteos para lograr "la perfección de Melania". 

Sierra es madre de dos hijos y sobrevivió a un cáncer de mama. El cirujano que operó a la mujer asegura que hay una creciente demanda para parecerse a Melania.