Julieta Díaz se convirtió en una nueva víctima de censura por parte de Instagram luego de incumplir la norma de desnudos en la red social tras compartir una foto en topless a través de sus historias.

"Un par de tetas en una foto artística", escribió la actriz junto a una captura de pantalla donde se puede observar la explicación que le brindó Instagram luego de que eliminaran su publicación: "Tu historia infringe las normas comunitarias sobre desnudos o actividad sexual. Hemos creado estas normas teniendo en cuenta a nuestra comunidad internacional, y ciertos público pueden ser sensibles a diferentes tipos de contenido".

 

 

Sin embargo, Díaz no se quedó de brazos cruzados y desafió a la red social al compartir otra foto en topless, aunque en esta oportunidad sin mostrar sus pezones para evitar represalias.