Finalmente, la Comisión no los 180 días del pedido de desafuero se contarán como hábiles y no como corridos, lo que da tiempo hasta noviembre para que el Congreso trate el desafuero a la senadora Cristina Fernández de Kirchner, que pidió Cambiemos.

 

La decisión fue acordada por todos los jefes de los bloques del Senado en comsión de labor. Pero la jugada, lejos de beneficiar a la ex Presidenta, la deja en una situación incómoda por varios meses más.

 

Es que el pedido de desafuero de la Senadora, aun siendo el deseo de varios sectores, sería un ataque serio de parte del Gobierno hacia la máxima referenta de la oposición, y hay que ver si el peronismo federal se anima a votar algo que linda con lo antidemocrático. 

 

El pedido de desafuero de Cristina Fernández de Kirchner, fue efectuado por el polémico juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa por el Memorándum de Entendimiento firmado con Irán y en la que acusa a la ex presidenta de encubrimiento. Vale recordar que, más allá del cambio de carátula de la muerte de Nisman, la es presidenta no fue imputada por esa causa. 

 

Es por esto que no está claro que el desafuero sea votado por los dos tercios del recinto, y al perder el debate, quedaría trunca la embestida judicial contra Cristina. Mucho mejor para el ataque mediático, es que el tema quede en stand by y los medios puedan dedicar horas y horas a hablar del tema. 

 

VIDEO RELACIONADO: 

 

 

Pichetto se enojó en el Senado por el desafuero de Cristina Kirchner