Desde la inentendible lógica del expresidente Mauricio Macri en el país estaba todo tan bien que la gente decidió volver a los anterior.

Y el tipo lo dice con convicción, como si realmente creyera que estaban haciendo las cosas bien. No importa el crecimiento de la pobreza, la desocupación, el inconmensurable endeudamiento, Macri está convencido de que estaba haciendo las cosas bien hasta que el pueblo en las urnas le demostró que no.

Y para peor el expresidente sigue negando haber dado la orden de espiar a propios y extraños lo que, de ser cierto, demuestra que ni siquiera podía controlar a sus subalternos.

 

Mauricio Macri, sobre la causa de presunto espionaje ilegal: "Eso no existió en nuestro gobierno"