Al encabezar la inauguración de un hotel en la localidad de Pilar, Mauricio Macri se refirió al paro de aeronavegantes que obligó a cancelar vuelos afectando a miles de pasajeros.

"Aerolíneas Argentinas, producto de la devaluación, del aumento del precio del petróleo, ha aumentado nuevamente su necesidad de financiamiento; desde que se estatizó, los argentinos tenemos que poner plata todos los meses para que funcione.

Y mintió: "La mayoría de las líneas aéreas que funcionan en el mundo no requieren que los ciudadanos de esos países pongan plata todos los meses", ya que hay más de 100 países en el mundo con aerolínea de bandera, que bancan sus respectivos Estados, claro, con el dinero de la gente. 

 

 

Continuó Macri: "No es justo que el 95% de los que no usan los aviones tengan que pagar para que Aerolíneas funcione", aseguró Macri, y agregó: "Este último mes, por ejemplo, el ministro (Nicolás) Dujovne tuvo que girar más de mil millones de pesos para pagar los salarios, eso son más de dos metrobuses, que es un medio de transporte que usa la mayoría de los argentinos".

La medida de fuerza

Fue sorpresiva y la tomaron los gremios aeronáuticos de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

El motivo lo explicó Pablo Biró, titular de APLA: "Por primera vez no se pagó el 8% contemplado por la cláusula gatillo negociada en la última paritaria y los trabajadores decidieron llamar a asamblea y a una retención de tareas".

Al menos 71 vuelos fueron cancelados y más de 10.000 pasajeros fueron afectados en el Aeroparque Jorge Newbery, en Ezeiza y en varios aeropuertos del país.

El video que desenmascara el plan de Macri 
 

aerolíneas argentinas en tiempos de macri