En lo que advierte como una jugada de ajedrez judicial, la periodista especializada en judiciales de Ambito Financiero, Vanesa Petrillo, describió la resolución de Claudio Bonadio como una maniobra para que la recusación del ex Secretario de Justicia, Julián Álvarez, -uno de los miembros de La Cámpora citados a indagatoria en la causa conocida como de "los cuadernos"- no avance y lo aparte de la causa.

“No es posible afirmar que los nombrados hayan participado del sistema de recaudación de fondos de la asociación ilícita comandada por Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández, sino que su conducta se habría circunscripto a la recepción de dinero”, justificó Bonadio en la resolución que divide la causa en otra investigación, bajo un juzgado designado por sorteo y que buscará probar "infracciones electorales" por parte de los referentes de la organización La Cámpora que habían sido señalados por José López.

El magistrado había sido recusado por enemistad manifiesta por parte del ex Secretario de Justicia Julian Álvarez: Bonadio se puso en jaque solo, ya que el camporista tenía grandes chances de obligar el corrimiento del juez, ya que el magistrado es querellante en una causa en contra del funcionario que se desempeñó en el gobierno de Cristina Fernández.
 

Vanesa Petrillo on Twitter
Vanesa Petrillo on Twitter

 

Gregorio Dalbon on Twitter
Dario Villarruel on Twitter