Hace unos días Elisa Carrió contó que estaba ofendida con Macri porque él le había dicho que para lo único que servía era para denunciar y aseguró que no le habla más al expresidente.

Pero Macri, con tal de pegarle a Cristina salió a denunciar que se trataba de una persecusión judicial a los opositores el hecho de que dos abogados querellantes hubieran pedido su indagatoria por su presunta vinculación con el tema del espionaje ilegal a presos de la cárcel de Ezeiza.

Pero a pesar de la "defensa" de Macri cabe recordar que la misma Carrió le había contado a Majul, aunque sin revelar la fuente, que efectivamente ella había recibido esas escuchas ilegales en las que basó su denuncia.

 

El momento en que Carrió confiesa que sabe de donde vienen las escuchas