"Hago de manera oficial mi renuncia como ministra de seguridad", fue el primer tuit que pudo leerse en la cuenta de Twitter @PatoBullrich y que encendió las alarmas sobre si la noticia de que la Ministra de Seguridad abandonaba su cargo era o no cierta. 

Sin embargo, la seguidilla de tuits con tono irónico y violento confirmó que se trataba de un hackeo de la misma. 

 

 

Quienes se adjudicaron la apropiación ilegal del usuario en la red social se identificaron como "[S], ema" y enviaron  "saludos a turrosec y @notavago".  La cuenta, ya lleva más de media hora sin estar segura.