Lamentablemente, lo que debía ser un homenaje del pueblo a su máximo ídolo, terminó con represión policial. El presidente aclaró que desde la Rosada no partió la orden de reprimir. 

Entrevistado en FM Con Vos, Alberto Fernández dijo que la policía de la Ciudad fue la que "cerró el paso de la gente" en la avenida de Mayo y 9 de Julio "de manera muy violenta". 

"Hubo una acción desmedida de la Policía de la Ciudad" insistió el Presidente, quien remarcó en cambio que la situación dentro de la Casa de Gobierno "nunca estuvo fuera de control".

FUE LARRETA: Alberto descartó que cualquier funcionario del Frente de Todos haya mandado a reprimir

 

"Lo resolvimos muy rápido sin que hubiera balas de goma ni palazos. Lo resolvimos cerrando las puertas. Nunca estuvo fuera de control. El problema fue en la 9 de Julio, donde hubo una acción desmedida de la Policía de la Ciudad, es muy evidente", dijo el mandatario.

Sobre la decisión de terminar el velorio a las 16, aclaró que fue “respetar a la familia" y que si bien intentaron extender el horario, no hubo caso. "La familia de Maradona nos pedía terminar a las 4 con el propósito de estar un tiempo solos y poder despedirse", explicó.