Duston Holloway, entró a su casa en Emroy, Texas, y se dirigió a la habitación principal donde encontró a su novia durmiendo con otro hombre.

 

 

 

 

Lejos de guiarse por su enfado y tener un ataque de furia, el joven decidió vengarse de una manera más sutil: se sacó una selfie con la pareja durmiendo de fondo. "Cuando llegas a casa y encuentras a otro hombre en la cama con la mujer que amas! Buenos hombres merecen buenas mujeres", escribió en una publicación de Facebook junto a las imágenes.

 

 

 

 

Si bien Duston lo primero que quiso hacer fue “patearle el trasero a él”, prefirió sacarles fotos y marcharse sin hacer ningún escándalo.

El joven explicó que despertó a su ahora exnovia para decirle unas palabras en tono irónico: "Quería preguntarte si debía irme a dormir a la otra habitación y qué tipo de desayuno le gusta al tipo". Sin embargo, ella estaba tan borracha que no se dio cuenta de su presencia, se dio vuelta y siguió durmiendo.

 

 

 

 

Las fotos de Duston no tardaron en viralizarse y recibió una gran cantidad de mensajes de apoyo de todo el mundo. "Te felicito por ser una persona más madura. Estoy segura que un día encontrarás a la personas que te merezca", le escribió una usuaria de las redes, mientras que otros hombre se ofrecían a presentarle nuevas mujeres.