La vagina de Silindlile Mangena, una mujer oriunda de Zimbabwe, quedó completamente deformada y con daños severos luego de tener sexo con su expareja, Mugove Kurima, ya que su pene es “extremadamente largo”, según señaló la víctima.

A raíz del incidente, Mangena realizó una denuncia y el caso llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de Zimbabwe, donde aún resta la resolución para determinar la responsabilidad de Kurima.

 

la Corte Suprema de Justicia de Zimbabwe

 

Ahora, la joven deberá someterse a una reconstrucción vaginal cuyo costo ronda en los 50.000 rands -10.500 dólares-.