Uno de los edificios más emblemáticos de París ardió durante más de seis horas y el incendio destruyó dos terceras partes de la estructura de la catedral de Notre Dame, en París donde hasta la aguja central se derrumbó. Cerca de 400 bomberos combatieron las llamas y lograron salvar la nave central y las dos torres. En su interior, el efecto del fuego fue devastador: hasta el altar de la iglesia fue afectado.

 

 

Las primeras imágenes de cómo quedó el edificio por dentro reflejaron el momento de la destrucción de los techos de la nave central.

 

 

El fuego empezó en la parte superior del edificio. Las llamas comenzaron a las 18.50 hora local y tomaron primero la parte de arriba de la catedral. Los bomberos tardaron cerca de cinco horas para circunscribir el incendio y salvar la estructura en su totalidad.

Hubo muchas dificultades para empezar el operativo. Esto generó que, en forma muy rápida, el fuego ganara terreno. Poco a poco buena parte de la iglesia empezó a destruirse.

Cuando los bomberos lograron iniciar el procedimiento, rodearon a las llamas que ya habían tomado las dos terceras partes de las instalaciones. Esto generó que salvaran la estructura principal de Notre Dame.

La catedral de Notre Dame es uno de los edificios más emblemáticos de la capital francesa, ubicada en la isla de la Cité, en el río Sena. Construida entre 1163 y 1345, es la iglesia gótica más famosa de la era medieval. Su arquitectura es reconocida por, entre otras cosas, sus gárgolas y arbotantes.

 

"La reconstruiremos"

El presidente francés, Emmanuel Macron, se acercó hasta la catedral de Notre Dame para seguir de cerca el operativo dispuesto por los bomberos. Desde allí, dio un discurso en el que consideró "que lo peor del incendio se evitó".

El mandatario hizo esas afirmaciones al confirmar que gracias al trabajo de los bomberos "la fachada y la torre principal" de la catedral "no fueron destruidas". "Nuestra gratitud hacia los bomberos, que pusieron en riesgo su vida para intentar terminar con el fuego", insistió. 

"Reconstruiremos Notre Dame", anunció Macron en la noche parisina y detalló sobre su importancia: "Es nuestra historia, el lugar donde vivimos nuestras guerras y liberaciones, es desde donde parten todas las distancias. Es la catedral de todos los franceses, aún los que nunca estuvieron aquí".

 

Emmanuel Macron on Twitter

 

Luego del discurso, Macron anunció en sus redes que, a partir de este martes, lanzará una colecta nacional e internacional para recaudar fondos para la reconstrucción de la catedral afectada por el incendio.