Ya en la fase previa para definir los cupos disponibles en la fase de grupos comenzó la gran polémica en esta edición de la Copa Libertadores.

El primer caso de "escritorio" fue confirmado por la Conmebol este martes. Su fallo benefició a Defensor Sporting de Uruguay, quien había elevado una queja por la mala inclusión de Sebastián Pérez, futbolista que está a préstamo en Barcelona de Guayaquil y su pase pertenece a Boca. 

Recordemos que el conjunto ecuatoriano había derrotado por 2-1 a los uruguayos en la ida. Sin embargo, el castigo de la Conmebol fue darle el partido perdido por 3 a 0. 

Este tipo de quejas se viene utilizando mucho en los últimos años (incumplimiento de las reglas por parte del rival) y su mayor protagonismo se vio en la edición del 2018.

El presidente del club ecuatoriano, Francisco Cevallos, declaró que el reclamos es correcto, pero que ellos no son responsables de lo sucedido: "Es responsabilidad neta y exclusiva de la Federacion Ecuatoriana de Fútbol. Nosotros cumplimos con entregar toda la documentación".