El partido iba 1-1 en el Club Alvear de Parque Avellaneda en un marco de fútbol fantástico, y con las protagonistas dejando todo en la cancha. Sin embargo, los muchachos de la barra de San Lorenzo -según detallan varios usuarios en las redes- intentaron hacerse de banderas que tenían el público familiar del equipo Quemero.

 

TN - Todo Noticias on Twitter

 

Jugaban el partido de vuelta por la final de la Copa Argentina de futsal femenino -la ida fue 2-0 para San Lorenzo- pero en el  entretiempo, los incidentes que comenzaron dentro del club pero se conviertieron en una bataola sobre la avenida Directorio, hicieron imposible que se completara el partido.

 

TNT Sports LA on Twitter

 

Cerca de 1500 espectadores estaban presentes y el personal de seguridad muy menor. Por lo general este deporte convoca familias y a pesar de que el clima sea caldeado por tratarse del clásico barrial, es muy poco frecuente que se den incidentes. Los propios hinchas dieron cuenta de algunos heridos, según contó Clarín.

"Es algo increíble. Veníamos a jugarla como una final, con las dos hinchadas. Esto le hace muy mal al deporte y a nosotras. Jugué 19 finales y nunca pasó esto, ni que hubiera tanta gente ni que vinieran barras. Nunca pensamos que iba a haber este lío. Es un bajón, es muy triste", le dijo Eliana Medina, capitana de San Lorenzo, a radio El Mundo.