El noticiero paraguayo Telefuturo la rompió con un informe que tiene como protagonista a Robert Rojas, el joven central 'guaraní' que llegó a River en el pasado verano, trabajando bajo el rayo del sol en la finca de su familia.

El 'Sicario', apodo que lleva, pasará los 20 días libres que le dio Marcelo Gallardo trabajando en el campo de su familia, en su país, cultivando mandioca.

 

 

Con sombrero y las manos llenas de tierra, Robert no se olvida de sus orígenes a pesar de ser parte de un equipo de élite y multicampeón.

Un notable ejemplo que dignifica la profesión y deja en claro que no todo es Disney, Miami o el Caribe cuando tienen unos pocos días para relajarse.