Lionel Messi volvió a convertir en el regreso del fútbol español el pasado martes en lo que fue la victoria de Barcelona por 2 a 0 ante el Leganés y dejó con mucha intriga a los televidentes por su nueva forma de festejar: colocó su mano izquierda en la cintura con su brazo derecho extendido para luego finalizar con un beso a la cámara de transmisión. 

Fue el propio rosarino quien se encargó de explicarlo a través de su página web: "Leo Messi dedicó su gol 699 como profesional a sus tres hijos, y lo hizo imitando la postura de uno de los personajes de un juego con el que suelen pasar tiempo juntos", se puede leer en el sitio.

El videojuego al que hace referencia es el Fortnite. Se trata de un baile que hace uno de los personajes del juego de battle royale, desarrollado por Epic Games, del cual tanto Thiago como Mateo son fans. 

 

 

El día que Antoine Griezmann imitó un baile de Fortnite con los hijos de Messi

VIDEO RELACIONADO