El delantero uruguayo del Barcelona, Luis Suárez, debió realizarse una artroscopia para poder solucionar su lesión. La intervención fue realizada por el especialista Ramón Cugat y el tiempo aproximado de recuperación es de cuatro meses, es decir que se perdería todo lo que queda de la temporada.

Así lo dio a conocer el club catalán en un comunicado publicado en su sitio oficial, donde detalla que los tiempos de recuperación cambiaron, ya que durante la operación surgieron complicaciones para el delantero uruguayo.

Esta noticia no cayó nada bien en los hinchas y mucho menos en la institución catalana porque todos esperaban que Suárez pueda llegar para disputar los primeros cruces de la Champions League.

 

FC Barcelona on Twitter