Franco Armani parece haber sacado algunos metros de distancia en la carrera por adueñarse del arco argentino en la Copa América. Lionel Scaloni le dio los 90 minutos en el único partido de preparación antes de debutar ante Colombia (el 15 de junio en Salvador Bahía), pero el arquero de River cree que nada está dicho.

"Hay tres arqueros en el plantel, los tres estamos peleando por ocupar un puesto, siempre con una competencia sana entre los tres. Nos llevamos muy bien, estamos formando un lindo ambiente entre nosotros. Después decide el técnico. Cada uno de nosotros tenemos que seguir trabajando", dijo Armani luego del 5-1 a Nicaragua en San Juan.

Franco pelea el puesto junto a Esteban Andrada, de Boca, y Agustín Marchesín, del América de México. Por ahora, Scaloni puso a Armani, quien no tuvo mucho trabajo ante Nicaragua. Tampoco pudo hacer mucho en el penal del descuento.

"Tuvimos la pelota. Obviamente un equipo que nos esperó, que proponía recuperar rápido y salir de contragolpe, como nos juegan la mayoría de las selecciones. Pero estuvimos rápido cuando perdíamos la pelota, estar cortos en mitad de cancha, un equipo corto. Se pudo dar una diferencia abultada. Me parece que se hizo un gran partido, era lo que queríamos. Se mantuvo el dominio durante todo el partido. Fuimos efectivos a la hora de marcar", siguió en cuanto al duelo en el Bicentenario.

 

Olé