El partido entre Boca y Vélez tuvo como protagonista especial a Mauro Zárate, no por su fútbol, sino por su bronca descargada contra el equipo del que fue ídolo hasta irse al conjunto Xeneize.

Si bien no marcó ningún gol durante los 90, la polémica llegó con los penales. Cuando Zárate convirtió el suyo lo gritó de manera exagerada, como queriendo dar un mensaje a toda la gente del Fortín. 

Después del partido, el periodista Marcelo Benedetto buscó la declaración todo el tiempo. Zárate trató de evitarlo, pero en la última pregunta se destapó y dijo: "Pasó el equipo grande", como ninguneando a la que fue su casa por mucho tiempo. 

Por eso Chilavert le contestó muy duro a través de las redes sociales. Será mejor que no se lo cruce... 

 

José Luis Chilavert on Twitter