Quienes se preguntaban, en el medio del vaivén por la resolución de la revancha entre River y Boca, qué era de la vida del árbitro uruguayo Andrés Cunha, deberán quedarse tranquilos... Este martes, el juez charrúa y toda su comitiva viajarán rumbo a Madrid para hacer como Dios y Conmebol mandan, la previa de la final de la Libertadores en España, y en tiempo y forma. Junto con él, en cancha, estarán sus compatriotas Nicolás Taran como primer asistente y Mauricio Espinosa como segundo. El cuarto será peruano, Víctor Carrillo. Pero la sorpresa, si hiciera falta una sorpresa más a esta altura de la Copa, estará en el VAR.

No habrá caras nuevas ni renovaciones. El listado, por el momento, se mantiene intacto. El VAR estará liderado por los uruguayos Leodán González, Esteban Ostojich y Richard Trinidad, con Martín Vázquez como observador. Y el asesor internacional será el paraguayo Carlos Torres. Pero no estarán haciéndole el aguante técnico a Cunha y compañía desde el mítico estadio del Real Madrid.

 

 

 

 

Olé