Santiago Fretes tiene 10 años, es de Pilar y nació con una malformación congénita en la pierna derecha, por lo que utiliza muletas para movilizarse. 

En Racing, todos lo conocían porque juega como uno más entre los chicos que en la platea baja, animan antes de cada partido, su propio duelo. El mundo del fútbol lo conoció por aquella foto que se hizo viral y que lo mostraba junto a otro nene, uno subido a cada muleta, para ver mejor a su ídolo, Diego Milito, la noche de su despedida. 

 

 

 


Este domingo, Santi Fretes volvió sorprender con un caño tremendo. Además, este domingo el propio presidente de Racing, Víctor Blanco, le entregó a él y a otros 250 hinchas con capacidades diferentes, su carnet de socio para que pueda asistir gratis a la cancha junto con un acompañante, cada vez que la 'Academia' juega de local.