Alejandro Sabella fue ovacionado en el marco de su reconocimiento por la Universidad Nacional de La Plata, donde fue declarado Huésped de Honor Extraordinario y recibió el premio Hoja de Roble, y aprovechó para brindar un sentido discurso que emocionó a todos.

Con los docentes universitarios de paro desde hace tres semanas por la deficiente propuesta de un aumento salarial del 15%, el maestro destacó haber sido reconocido por “una Universidad pública y gratuita, que no todos los países del mundo la tienen”.

“Siempre podemos aprender, siempre podemos enseñar y siempre en la integración que existe en una sociedad interactiva en la cual participamos con el otro. Porque todo lo tenemos que hacer con el otro, no por sobre el otro. Solos no podemos hacer nada”, señaló Sabella defendiendo a la educación pública bajo el concepto de que “la patria es el otro”.

 

 

Por otro lado, el DT contó cómo atravesó la enfermedad de la cual logró recuperarse. "Cuando yo estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores: 'No pueden dar menos del 100%'. Y si se los pedía a ellos, yo tenía que luchar para mantenerme con vida".

Para finalizar, en una sala que ya estaba repleta de emociones, el maestro dejó un consejo para la vida. "Las adversidades forman parte de nuestro camino y nos obligan a ser mejores. Y no se olviden nunca de dos palabras que son fundamentales: 'Por favor y muchas gracias'".