El negocio de la Conmebol con la red social más famosa del mundo tuvo un breve romance y un descenlace crítico. El intento de encontrar nuevos clientes y ampliar su venta de derechos de transmisión salió realmente mal.

El ente del fútbol sudamericano le había otorgado exclusividad en algunos partidos a Facebook (los jueves). No obstante, del dicho al hecho hay un gran trecho.

Los hinchas de Huracán sufrieron en primera persona el pésimo andar de la plataforma. No sólo ellos, claro. Miles de usuarios en todo en continente se quejaron públicamente por los problemas que tenían las transmisiones. 

 

 

Como consecuencia de esto, Conmebol decidió quitarle la exclusividad y los partidos de la red social volverían a verse por la televisión.

Es prácticamente un hecho que luego de la fecha FIFA, los partidos que inicialmente iban a ir solo por la red social, ahora los usuarios podrán elegir entre verlo por TV o a través de Facebook.