San Lorenzo no es el único club que podría ser sancionado por AFA y Superliga. Su eterno rival corre riesgo de sufrir la misma suerte. 

Tan insostenible es la situación en el 'Globo' que se develó que este miércoles los jugadores echaron al presidente Alejandro Nadur del vestuario por promesas incumplidas de pago de salarios atrasados. La cifra llegaría hasta a cuatro meses.

 

 

Si el Tribunal de Disciplina es juzgado con la misma vara que el 'Ciclón' y se encuentra que falseó las declaraciones juradas, también recibiría un descuento de puntos al finalizar la presente Superliga.