Hallam Hope, delantero del Carlisle, equipo de la segunda división del fútbol de Inglaterra, se quedó esperando al lado de un palo y cuando el arquero del equipo rival soltó la pelota afuera del área este lo durmió y terminó convirtiendo.

El arquero de los Notts County, Ryan Schofield, en ningún momento se percató que Hope se encontraba a sus espaldas y acabó perdiendo la posesión de la pelota.

De todas maneras, los Notts lograron vencer al Carlisle por 3 a 1.

 

 

 

Estos son los goles más tontos de la historia

VIDEO RELACIONADO