Aldo Caballero -Luigi, para los amigos- integró el equipo de la Comisión del Programa de Repatriación de Científicos RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior) gracias a la Ley de 2008 con la Cristina Fernández lanzó una política oficial para repatriar el talento argentino disperso por el mundo, ya que la Ciencia y el desarrollo tecnológico no ha sido una prioridad para muchos Gobiernos.

Ahora, Caballero compartió en sus redes el caso de su hija y su esposo, quienes lograron el interés de un equipo europeo, encabezado por Albert Fert, Premio Nobel de Física 2007, donde valoran a los prestigiosos investigadores argentinos.

De inmediato aparecieron usuarios que adelantaron otros casos donde repetirán la decisión o incluso algunos que contaron el sentimiento de haber pasado por ese exilio obligado, al reconocer su actividad subestimada por los intereses del Estado que debiera cuidar a los especialistas que quieren desarrollar su conocimiento en su propio país.

En esta paradoja se haya la Ciencia argentina: impulsada, fionanciada, desarrollada y explotada comercialmente por el Gobierno anterior, pero frenada, estancada, reducida y desvalorizada por la adminsitración macrista.

Luigi Caballero (Aldo) on Twitter

 

Luigi Caballero (Aldo) on Twitter
Luigi Caballero (Aldo) on Twitter


Luigi Caballero (Aldo) on Twitter