Una turista taiwanesa recibió una multa de 50 dólares luego de asistir a una popular playa de Boracay, en Filipinas, con una bikini "inapropiada".

 

 

Según el portal británico The Sun, la joven fue advertida previamente aunque decidió permanecer con su micro bikini, ya que para ella es una "forma de arte". Los taiwaneses, que no fueron identificados, se convirtieron en una atracción para los locales e incluso se sacaron fotos con varios de ellos.

En una foto que se difundió se puede ver a la turista, ya vestida con unos pantalones cortos y una remera, junto a su pareja mientras son interrogados por la policía.