Un informe elaborado por el sociólogo Artemio López publicado en Télam titulado "Durán Barba con b de burro" desglosa como Latinoamerica impulsó políticas de Estado tendientes a reducir los niveles de analfabetismo. Argentina es pionera dentro de las seis naciones consideradas alfabetizadas, sin embargo la Ciudad de Buenos Aires empeoró respecto de toda la región.

Latinoamérica

Con la declaración de Ecuador como país libre de analfabetismo, son seis las naciones consideradas alfabetizadas en América Latina entre las cuales está Argentina. En estos momentos las estadísticas indican que Guatemala, Honduras, El Salvador y República Dominicana son los países que lideran los índices de analfabetismo en América Latina.

Los porcentajes son los siguientes: Guatemala tiene un 21,04% de su población analfabeta, Honduras algo más del 20%; El Salvador (que trabaja con un plan para erradicar el analfabetismo en 2021), un 14,1%, y República Dominicana, el 10,8%.

"Yo sí puedo"

Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, a parte de Cuba, que lo consiguió en 1961, generaron que sus territorios sean considerados "libres de analfabetismo". En el caso de Venezuela, le dio prioridad al tema aplicando el reconocido método cubano.

El descenso que a esta altura es regional se debe a la llegada de Hugo Chávez al poder en Venezuela en el año 1999 quién estrechó vínculos con Cuba y logró expandir por América Latina el método cubano "Yo sí puedo", cuya efectividad ha sido reconocida por la UNESCO.

Fue gracias a estas políticas de Estado que Venezuela se declaró en octubre 2005 "territorio libre de analfabetismo" al enseñar a leer y escribir a casi 1,5 millones de sus 25 millones de habitantes, lo que dejó el índice nacional de analfabetismo por debajo del 1%.

Pero este plan no solo se instaló en tierras chavistas, también fue impulsada en Bolivia donde en diciembre de 2008, después de alfabetizar en 33 meses a cerca del 10 por ciento de la población, equivalente a unas 820.000 personas, logró ubicar su tasa de analfabetismo por debajo del 4%.

También le llegó el turno a Nicaragua donde a mediados del año 2010, al cabo de una campaña, se logró reducir el analfabetismo del 20,7 al 3,56 por ciento de la población durante el segundo mandato de Daniel Ortega, que inició en 2007.

Ecuador se convirtió en el último beneficiado del plan “Yo sí puedo”, al declararse en 2010 "patria alfabetizada", tras disminuir la tasa del 9% de 2007 a un 2,7 actual.

Los mas lentos

El resto de naciones también logra mejorar aunque a un menor ritmo pero, como veremos, Paraguay, Costa Rica y Chile, están cerca de lograr el objetivo. En breve, de seguir disminuyendo sus estadísticas, podrían ser considerados paises alfabetizados.

Paraguay cuenta con una tasa de analfabetos del 4%, lo mismo que Costa Rica, Chile que alcanza el 4,3% y Panamá el 4,5% de población de 10 años y más analfabeta.

En el caso de Chile desarrolla cada año desde 2003 la campaña "Contigo aprendo" para adultos y estima que en el próximo cuatrienio podrá superar el 97% de personas alfabetizadas.

En otro país del Cono Sur, Uruguay, los datos oficiales reconocen una tasa de analfabetismo del 7,8 por ciento, equivalente a 184.066 personas y un ritmo de reducción de esta cifra de 5.000 adultos entre 2009 y 2010.

Otra nación de avances es Perú, cuyos estadísticas oficiales situaban la incidencia del analfabetismo en el 7,1% en 2007 (frente al 10,4% que calculaba la UNESCO), aunque asegura haber sacado de ese porcentaje desde entonces a 1,4 millones de personas.

Colombia admite que unos 2,1 millones de habitantes no saben leer ni escribir, frente a los 2,8 millones de 2005, lo que ha supuesto una rebaja del 7,3 al 6,1% de la población adulta en los últimos años, gracias a un programa oficial que ha alfabetizado a un millón de personas entre los años 2004 y 2010.

Según los datos proporcionados por los Gobiernos de la región, más de 25 millones de analfabetos de los más de 770 millones existentes en el mundo se encuentran en América Latina, principalmente en Brasil y México, los países más poblados.


Brasil

En el país carioca, su tamaño complica la solución al problema de la educación. Este territorio reúne la mayor población de analfabetos de América Latina, 14,1 millones de personas, equivalente al 10,5% de la población mayor de 10 años, pero también registra progresos. En la última década ha reducido esa tasa en cinco puntos porcentuales, aunque en números absolutos esto ha supuesto apenas dos millones de personas.

Además, el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva lanzó en 2003 un programa para promover la alfabetización de la población adulta, que aún continúa bajo el gobierno de Dilma y está centrado en municipios con una tasa de analfabetismo superior al 25%, que, en su gran mayoría, se encuentran en el nordeste, la región más pobre del país.

México

En este país el índice se situaba en el año 2009 en el 7,8%, lo que representa a 5,9 millones de personas, frente al 8,4% de 2005 y al 25,8% de 1970. Apenas en el Distrito Federal y en cinco de los 31 estados del país la tasa era menor al 4%, mientras que en los más pobres, Oaxaca, Guerrero y Chiapas (todos al sureste), se sitúa en torno al 20%.

Argentina


Argentina integra el grupo de seis países alfabetizados de la región y tiene gracias al trabajo realizado durante la década ganada desde mayo del año 2003, una tasa menor al 2% (1,9%), por lo que es considerado internacionalmente por debajo del límite entre los países que están alfabetizados y los que no cuyo umbral es el 4%.

En efecto, con 4 millones más de habitantes desde 2001, Argentina logró reducir el índice de 2,6% a 1,9%, y las provincias que más elevado porcentaje de analfabetismo tenían, como las del NEA, bajaron hasta 2,5 puntos porcentuales promedio.

Entre las más afectadas por el analfabetismo, Chaco redujo su índice del 8% en 2001 al 5,5% en 2010; Corrientes pasó del 6,5% al 4,3%; Misiones del 6,2% al 4,1% y Formosa del 6% al 4,1%. En tanto, Santiago del Estero bajó su índice de analfabetismo del 6% al 4%; Salta del 4,7% al 3,1%; y Jujuy del 4,7% al 3,1%.

En suma toda Latinoamérica, todas la provincias argentinas disminuyeron su tasa de analfabetismo, salvo un distrito que, a contramano de la tendencia de progreso, vio ascender su tasa en un 5%, 0,2 puntos porcentuales. Este distrito, que marcha a contrapelo del país y Latinoamérica es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ciudad de Buenos Aires

Los últimos estudios sostienen en promedio que la población analfabeta por comuna es de 0,49% y que las Comunas que presentan tasas superiores al promedio, no casualmente, son las del Sur de la Ciudad de Buenos Aires, esto es, las Comunas 1, 4, 7, 8, 9 y 10. En estas zonas, radican 7.308 de los 12.403 analfabetos de la Ciudad. Casi el 60% de los analfabetos se concentran en éstas 6 Comunas.

"Lo que estos números denotan es el constante abandono por parte del Gobierno de la Ciudad a las Comunas del Sur, y sumado a esto se evidencia que para estas situaciones de vulnerabilidad sólo el Estado Nacional tiene políticas que permiten enfrentar este flagelo. No por casualidad, las tasas de analfabetismo se reducen en todo el país menos en la Ciudad de Buenos Aires."

En efecto, es insólito que en un contexto regional y nacional tan favorable para el descenso del analfabetismo, con múltiples planes desplegados por el gobierno nacional disponibles, que la Ciudad de Buenos Aires, la más rica y superavitaria del país y una de las más prósperas de la región, no logre eliminar definitivamente el analfabetismo remanente y, por el contrario, la tasa suba en la última década.