Demi Lovato, la actriz y cantante estadounidense de 27 años, fue víctima de un hackeo y sus fotos más íntimas no tardaron en ser difundidas en la web y redes sociales. Allí se la puede ver posando en ropa interior y hasta incluso completamente desnuda.

 

 

Las imágenes que se filtraron en la web son capturas de sus cuentas Instagram y Snapchat, y no hay dudas que se trata de ella teniendo en cuenta su gran cantidad de tatuajes. En muchas de ellas se la puede ver posando completamente desnuda en la cama.

 

 

La cantante, que saltó a la fama mundial por su papel en Camp Rock, la película de Disney Channel protagonizada por los Jonas Brothers, viene de atravesar un momento difícil teniendo en cuenta que debió ser internada en una clínica de rehabilitación tras sufrir una sobredosis de fentanilo, un opiáceo sintético que es entre 25 y 50 veces más fuerte que la heroína. Se trata de la misma drogra que causó la muerte de Prince.