El inefable Fernando Iglesias quería imponer sus ideas a los gritos y Sergio Massa tuvo que ubicarlo. Hasta Feinmann se rió de la situación y estalló una impensada discusión entre el rey de la carne y el rey de los gorilas.

Iglesias se sintió ofendido porque Eduardo dijo que Massa lo había "atendido" y reaccionó en el único lugar donde parece trabajar: Twitter

 

Fernando A. Iglesias on Twitter
Alberto Samid on Twitter
Fernando A. Iglesias on Twitter
Alberto Samid on Twitter