El Gobierno Nacional pedirá la postergación del partido entre Boca y River, pautado para el 22 de octubre a las 21.30 en la Bombonera. Esto está vinculado directamente con las elecciones que se realizarán cinco días más tarde.

El temor de que el encuentro pueda llegar a utilizarse desde lo político, y más que nada con cuestiones relacionadas a la seguridad, es lo que motivó la intención de realizar la solicitud. 

 

 

La idea desde el Gobierno es que el duelo se postergue una semana: es decir, que se juegue el martes 29 a la misma hora y en el estadio que ya está definido.

Si bien la Ciudad de Buenos Aires ya dio las garantías para la organización del evento, desde el Gobierno Nacional buscarán evitar cualquier incidente que se pueda originar a tan pocos días de las elecciones. 

Según pudo averiguar Diario Registrado, la Conmebol no le daría lugar a este pedido y mantendría las fechas originales del torneo.