Argentina, sin duda, es uno de los países que más avanzó en materia de igualdad de género durante la última década. Aunque siempre, seguramente quedan cosas por mejorar y derechos por adquirir.

Un relevamiento realizado por el Kiel Institute for the World Economy y por W20 posicionó a la Argentina en el puesto cinco dentro del grupo de países que se encuentran en el G20.

El informe titulado "Efectos de la digitalización en las mujeres dentro de las economía del G20" fue realizado a partir de datos del Foro Económico Mundial y fue presentado en un evento con más de 150 invitados en la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana.

El primer lugar es para Alemania, le sigue Sudáfrica, Francia y Reino Unido, para venir luego nuestro país. Debajo quedaron Canadá, Estados Unidos, Australia, Italia, México, Rusia, Brasil. Aunque a nivel global, en la misma medición realizada sobre 144 países, la Argentina se ubica en el puesto 33, por lo que se entiende que tiene mucho por mejorar como antes mencionamos.

 

 

La agenda de igualdad de género a nivel mundial tiene muchos temas para debatir, afianzar y solucionar: mujeres en la fuerza laboral; lograr el mismo sueldo por el mismo trabajo; mujeres en posiciones gerenciales; la compatibilidad entre la carrera y la familia, entre otros.

Las diferencias entre mujeres y hombres, ya sea que se encuentran en la búsqueda de trabajo o que ya están insertados en el ámbito, son abismales.

Según cifras dadas a conocer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la tasa de participación laboral femenina (trabajan o buscan trabajo) se estancó en torno al 53%.