“La utopía está en el horizonte. Camina dos pasos, ella se aleja dos pasos, y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces, para qué sirve la utopía?”, se preguntó el escritor uruguayo Eduardo Galeano, sobre ese lugar ideal al que, en algún momento, todos queremos llegar y que, al fin y al cabo, nos hace caminar.

 

 

 Mal Pasar acaba de festejar los  20 años de su primer disco de estudio "Soy la violencia, tú me has creado", con temas de protesta, de cementerios y de amores, de gritos y de utopías. Porque al fin y al cabo, eso nos mueve a todos.

 Este sábado, Carlos Sassone –voz y bajo-, Mariano Winitzky y Marcos Cassettari –en guitarras– y Damián Sassone –en batería– se calzaron los borcegos para caminar a paso firme hacia la utopía que quedó plasmada en CD y DVD grabado en Niceto Club, donde repasaron sus 7 discos de estudio: “Soy la violencia, tú me has creado”, “Tóxico, “Mal Pasar”, “Tiempo de Resistir”, ”Música Envasada”, “La Conquista del Pan” y “Vacaciones en el Cementerio”.

 

 

 Un largo caminar donde el punto principal es plasmar las protestas sociales, la bronca del pueblo trabajador y el amor, que siempre está presente, oprimido, envasado, pero con fuertes ganas de ser liberado.

 La noche comenzó telonada por ‘El violinista del amor y los pibes que miraban’, un quinteto folk con canciones de protesta, donde se acordaron mucho de Cambiemos, de Mauricio Macri y jugar con la cabeza de Bullrich.

 Y finalmente ‘la metralleta del punk rock’ apareció en escena y disparó sus primeras balas con “Sáquenme de aquí”, de su primer disco “Soy la violencia, tú me has creado”, con imágenes de marchas de los derechos humanos y con el pedido de toda la multitud, arengada por Carlos Sassone: “no al 2x1”, sobre el repudiable fallo de la Corte Suprema que recorta los años de prisión a los represores de la última dictadura cívico militar, lo que generó gran malestar en la sociedad.

 “Por tantos colores, por tanto racismo y banderas. Por tantos que callan, por tanta desigualdad. Por tanta bomba, por tantos gritos, por tantos desaparecidos. Razones más que suficientes para saltar. Y para saber ¿qué es la libertad?”, se pregunta ‘Gaviota’ Sassone.

 La respuesta no es más que cantarlo para liberarse de esa autoridad que nos encadena, porque según Mikail Bakunin. “va contra la libertad”, porque el ser humano se transformaría “inmediatamente en un esclavo estúpido y en un instrumento de la voluntad y de los intereses ajenos”.

 También hubo tiempo para invitados, como en uno de los mejores temas del disco “Mal Pasar”: “Uno, dos y tres”, con los chicos de ‘Cadena Perpetua’, y luego con Mikel y Javier de Kapanga, que se sumaron a “No estamos muertos”.

 

 

 Mal Pasar es una banda anarquista, que a través de las 42 temas que compusieron para la grabación por estos 20 años de historia, dos décadas de punk rock sobre los hombros, plasman claramente su ideología y reafirman la idea que quiso en su momento explicar Galeano con aquella pregunta: “¿Para qué sirve la utopía?” Para eso: para caminar, y a la metralleta todavía le quedan varios cartuchos por disparar.