Con Chile ardiendo y las investigaciones en curso para determinar las causas del fuego, Michelle Bachelet aseveró que su país atraviesa: "El peor desastre forestal de su historia". 

 

Son más de 129 mil hectáreas las que fueron arrasadas por las llamas que avanzan sin dar tregua a los bomberos y personal civil que lucha contra al menos 48 focos activos. Desde el Gobierno trasandino esperan la ayuda internacional de México y Argentina para combatir los incendios. 

La mandataria chilena afirmó que este desastre abarca "un área 20 veces mayor que la de los incendios de enero de 2016", aunque, se mostró optimista al asegurar "superaremos la emergencia". En lo que va del mes, el fuego ya dejó tres brigadistas muertos y otros cuatro heridos.

 

Son siete las regiones afectadas por los incendios, en especial las zonas rurales de O’Higgins y Maule que se encuentran bajo estado de catástrofe desde el viernes pasado.

El gobierno de Chile movilizó a más de 4.000 personas entre efectivos militares, bomberos voluntarios y brigadistas además de 37 aeronaves, camiones cisterna y maquinaria pesada mientras espera la llegada de la ayuda internacional. 

Por otro lado, desde la oficina de presidencia del Palacio de la Moneda se comunicó que "La presidenta @mbachelet ha decidido suspender los viajes a Haití y República Dominicana”.