Una turista fue sorprendida por detrás por una violenta ola cuando posaba para una foto al borde de un acantilado en Bali, Indonesia, y terminó con varias heridas en su cuerpo al impactar contra varias rocas.

La joven hizo caso omiso al cartel que advierte mantener 20 metros de distancia desde el borde del acantilado y terminó sufriendo las consecuencias.

Las imágenes fueron publicadas por la cuenta de Instagram ‘balilife’, que se especializa en los paraísos indonesios, para que la gente tome consciencia de las precauciones que se deben tomar. "Por favor compartan este video para que la gente se de cuenta de lo peligroso que es acercarse al borde”, escribieron junto al video.

Una ola hace desaparecer a dos turistas que intentaban tomarse una selfie

VIDEO RELACIONADO