Durante un festival de barriletes en la ciudad costera de Nanlioao, en Taiwán sucedió un hecho que pudo terminar en tragedia cuando una niña de tres años quedó enganchada en la cola de un enorme barrilete naranja que la elevó decenas de metros por encima del suelo.

 

Un niño sale volando mientras hacia volar su cometa en Taiwan

 

Afortunadamente tras lograrla hacer descender la niña estaba asustada pero que no sufrió lesiones físicas en el incidente.