Pieter Nortje, de 55 años, se encontraba vacacionando junto a su esposa en el complejo Tikwe River Lodge, en Sudáfrica, cuando vio a dos leones detrás de un alambrado y decidió acercarse para acariciarlos.

Como se puede observar en las imágenes, captadas por la esposa de Pieter, el hombre acarició al macho sin problemas pero cuando intentó hacer lo mismo con la leona esta inmediatamente le clavó sus afilados dientes en el brazo.

El turista debió ser trasladado de urgencia a un hospital con una herida profunda y luego su cuadro se agravó tras sufrir un choque séptico.

Un vocero del parque sudafricano señaló que nunca habían tenido un accidente de estas características en los seis años que llevan ofreciendo el servicio y que además en el lugar “hay advertencias por todas partes”.

 

 

 

Una leona "domesticada" ataca a un invitado de la familia que la crío 

VIDEO RELACIONADO