Se trata de Qiao Bilou, una influencer conocida en las redes sociales de China como "La Reina", quien se presentaba ante sus seguidores como una joven millonaria de 20 años.

Sin embargo, durante una transmisión en vivo, el filtro de juventud que utilizaba le falló y terminó revelando su verdadero rostro y edad: 58 años.

 

 

Sus seguidores, al sentirse estafados durante tanto tiempo, dejaron de seguirla.

Si bien la mujer había confesado que utilizaba un filtro de belleza, esta estaba dispuesta a revelar su verdadero rostro a cambio de 12.000 dólares. De todas maneras, la tecnología la traicionó y lo terminó haciendo de manera gratuita por error.