Denis O’Connor, de 84 años, se encontraba en una casa de apuestas ubicada en Glanmire, Irlanda, cuando tres delincuentes encapuchados, dos con martillos y otro con una escopeta, entraron al local exigiendo dinero en efectivo.

Por desgracia para los ladrones, el anciano no se quedó quieto y reaccionó al forcejear con uno de ellos hasta que finalmente logró que se marcharan del lugar. Pero antes, como si eso fuese poco, también empujó y pateó al sujeto que tenía un arma de fuego y lo amenazó con pegarle con un banco antes de que saliera corriendo.

"No lo pensé, simplemente lo hice", declaró el abuelo héroe al diario Irish Independent. Gracias a su intervención, los ladrones no pudieron hacerse con el botín.

El concejal del pueblo, Ger Keohane, señaló que “las imágenes muestran que esto es lo que la gente tiene que hacer para defenderse a sí misma y sus pertenencias", teniendo en cuenta que en Glanmire “no hay comisarías”.

 

 

 

Un cowboy se enfrenta a un ladrón armado en un supermercado y evita el robo

VIDEO RELACIONADO